Siendo y haciendo discípulos para la gloria de Dios.


En este gráfico tratamos de resumir lo que creemos es el camino del cristiano verdadero. Como iglesia debemos reflejar nuestra fe en por lo menos cuatro direcciones:

  1. Manteniendo una relación viva y profunda con Cristo (Juan 15.5).
  2. Mostrando nuestro amor a Cristo mediante la obediencia a Él (Juan 14.15).
  3. Sirviendo a Cristo a través de actos de misericordia y amor a nuestro prójimo (Mateo 25.35-36).
  4. Anunciando a Cristo mediante la formación de nuevos discípulos (Mateo 28.19-20).

Reconocemos que esto no es todo lo que dice la Biblia acerca de lo que es y debe hacer una iglesia, pero nos sirve de brújula para mantener el rumbo.

¡Te invitamos a compartir este camino con nosotros!